Qué modelo de Jiffy Steamer aconsejan para el uso en el hogar?

Si quiere usar un vaporizador en casa, le recomendamos el J- 2000. Este limpiador a vapor está listo para usar en tan solo 2 minutos. Si prevé que usará el dispositivo muy pocas veces, es decir menos de 1 vez al mes, el Esteam Travel Steamer es una buena opción.

Qué modelo de Jiffy Steamer aconsejan para uso en una tienda de ropa?

Para el uso diario en una tienda de ropa, recomendamos el J- 2000 o el J-4000. Sobre todo en caso de un uso prolongado o intensivo, el J- 4000 es la mejor opción. Si tiene un suelo de piedra o de baldosas, el J-4000 M es la versión más apropiada. Esta versión tiene una placa de vapor de metal y un mango de madera. En el caso improbable de que el limpiador a vapor caiga al suelo duro, no se romperá tan rápido como las versiones estándar de plástico.

Puedo utilizar el Jiffy Steamer muchas veces y de forma seguida?

Por supuesto. Tanto el J-2000 como el J-4000 aguantan sin problema. Si es para uso comercial y, por lo tanto, se espera una utilización más intensiva que en casa, entonces el J- 4000 es la mejor opción, ya que ha sido especialmente desarrollado para la limpieza a vapor profesional.

Cómo usar el Jiffy Steamer?

Al vaporizar, coloque la placa de vapor suavemente sobre el material a limpiar. El vapor hará que las arrugas desaparezcan. Sin embargo, es mejor no colocar la placa de vapor directamente en materiales de terciopelo o de seda a la hora de limpiar.

Puedo usar los vaporizadores de ropa para limpiar cuellos y puños?

No, los cuellos y puños requieren más presión. Para que recuperen su forma, debe usar una prensa o una plancha, apretando fuertemente.

Puedo también comprarles el Jiffy Steamer si soy particular?

Por supuesto. Suministramos principalmente a tiendas y otros profesionales, pero también a particulares. Sin embargo, solamente vendemos bajo pago por adelantado, a través de iDeal o una tarjeta de crédito.

No quiero pagar por adelantado. ¿Es posible?

Los particulares siempre deben pagar por adelantado. Los clientes profesionales, que disponen de un CIF, para los Países Bajos y Bélgica, y un número de la Cámara de Comercio, para las empresas holandesas, pueden comprar a crédito.